el agradecimiento es la memoria del corazón

por wuwei (natàlia)

en català aquí.

 

[imagen: texto que dice «El agradecimiento es la memoria del corazón (Lao-tsé)»]

 

He añadido una nueva página/pestaña en el blog que se llama “gracias”. Éste es su texto.

 

Se atribuye a laozi la frase “el agradecimiento es la memoria del corazón”. Independientemente de si esta persona (laozi) existió o no, o de si es realmente algo que dijo, es una frase que lleva años resonando profundamente en casi todo lo que me atraviesa. La implicación del agradecimiento es mucha: es reconocimiento. El reconocimiento es importante ya que sin éste todo lo que hacen las demás personas, que me afectan, me aportan de alguna manera, así como aportan todo lo que creamos y nos rodea, queda totalmente menospreciado.

Este espacio no sería ni existiría si no fuera por todas aquellas personas con las que comparto o he compartido, sea habitualmente o puntualmente. Tampoco existiría sin les que leen o les que comentan (tanto por aquí, como por las redes o por mensajes). Es gracias a todes que construimos día tras día nuevas formas de tratarnos y de relacionarnos.

Pondría nombres concretos de personas que me vienen a la cabeza, pero tengo miedo de que haciendo esto estaría menospreciando a aquelles que no saldrían porque no me sé los nombres, les “anónimes”, y no por esto su aportación es menos importante. Sé que si pusiera nombres siempre me dejaría personas fuera. Por este motivo prefiero que el agradecimiento vaya para todes, incluso aquelles con las que nunca he interaccionado pero estáis leyendo esto.

Gracias a todas aquellas personas con las que mantengo un vínculo y con las que suelo compartir largas charlas sobre relaciones. Gracias a todas las personas también con las que he compartido ratos durante un taller, una charla, una mesa redonda, aunque éstas solamente hayan participado escuchando y estando. También gracias a les que hemos compartido calle o espacios de muchos tipos. Gracias a todes les que escribís por las redes, en blogs, o en otros espacios. Obviamente, gracias a todes les autores que escriben en múltiples formatos, así como también dan charlas o talleres. A todes aquelles que os pasáis por este espacio de vez en cuando: también gracias por estar.

Gracias, de corazón. Seguimos caminando, seguimos de/construyendo. Seguimos compartiendo.

 

Share

responsabilidad compartida, cuidados y sensibilidad: discursos no individualistas sobre relaciones, de/construcción de contextos y re-creación de espacios (VII – espacios)

por wuwei (natàlia)

en català aquí.

Ésta es la séptima y última parte de la versión ‘extendida’ de la charla que di en las II Jornades d’Amors Plurals que resumí en el artículo ‘Después de romper con la monogamia’. La primera parte la podéis leer aquí, la segunda aquí, la tercera aquí, la cuarta aquí, la quinta aqui y la sexta aquí.

Espacios

El espacio es donde compartimos y generamos las relaciones. Los espacios están tradicionalmente y sistemáticamente construidos para reproducir y generar estructuras de poder (un ejemplo es como están diseñados los pisos para que la habitación principal sea para una pareja monógama, donde solo cabe una cama para dos personas). Es importante intentar ser conscientes de los espacios para romper con estas estructuras y a la vez entender su importancia en como construimos las relaciones.

Los espacios no solo son los espacios físicos, como un piso, una habitació, una casa, o un centro social. Los espacios también pueden ser un grupo de telegram o whatsapp, un grupo de facebook o una asamblea en medio de la calle.

Los espacios los tendríamos que crear según las necesidades de las personas que los compartimos, tienen que ser accesibles (inclusivos), y tienen que ser creados según lo que se quiere compartir y las relaciones que hay. Los espacios tendrían que poder transformarse para hacerlos compatibles con las necesidades que también cambian, igual que las relaciones. Se tiene que aceptar, además, la incompatibilidad de algunas necesidades (creando espacios diferentes con referencias comunes diferentes), y se tienen que tener en cuenta los contextos de las personas que lo comparten, y lo que se está compartiendo.

Es importante, cuando se quiere compartir un espacio, hablar con las relaciones para entender como los queremos compartir, como lo queremos hacer para ser sensibles a nuestras necesidades, emociones, contextos, cuidados y también para evitar generar situaciones de competitividad y/o exclusión.

Los espacios son los que nos permiten conectar, responsabilizarnos, sentir, compartir, colectivizarnos, aunque en algunos momentos sea aislándonos. Los espacios los creamos, los re-creamos. Los espacios son vacíos. Y es en el vacío sonde podemos movernos y existir. Y el vacío también se puede construir.

Share